Hoy nos vamos a Euskadi, a Amorebieta – Etxano (Bizkaia), os invitamos a viajar con nosotros a una de las joyas gastronómicas de nuestro país que en 2017 cumplió 20 años de profesionalidad y cocina con sentido, el Restaurante Boroa Jatetxea.

Boroa no es solo su contenido, su continente es un caserío del siglo XV, un caserío que hicieron restaurante en el año 1997 Mª Asun Ibarrondo y el Chef Javier Gartzia. Desde entonces y hasta hoy Javier maneja los designios de esta cocina con pulso firme y buena cabeza.

En sala nos espera toda la amabilidad, cariño y buen hacer del maître John Unda, un profesional de raza que nos regalará una sonrisa a cada momento y asegurará que disfrutamos a cada momento.

El sumiller de Boroa es Juan Cobo, bien conocido en Euskadi por su labor de años, su buena carta de vinos con vinos nacionales e internacionales le permiten ofrecer armonías para cada unos de los platos de la carta.

Comenzar con una Anchoa de Bermeo es ya una experiencia, sin intervención, mostrando su autenticidad, todo verdad.

Comienza nuestro recorrido por la gastronomía de Boroa con una “Ostra asada sobre guacamole, espuma de membrillo, chipirones y caviar “Kristal

La potencia de sabor a mar suavizada por la espuma que nos recuerda a la espuma del mar nos abre la boca para el siguiente plato que son unos “Medallones de bogabante y cremoso de sus coral con savarín de aguacate, hinojo y granizado de manzana verde

Salimos del mar para tocar tierra con una “Suprema de perdiz escabechada en torta de maiz, aspic de sus muslitos y brotes tiernos

elegante y acertada propuesta que nos da el paso a unas ricas “Habitas de Aroa salteadas y trufa negra

No serán menos las “Mollejas de cordero y su jugo meloso en avena de queso “Idiazábal salteado de zanahaoria, vainilla y calabaza” que el chef suaviza hasta convertirlas en un bocado muy delicado.

Regresamos al mar para disfrutar ahora de un “Bacalao confitado y brandada crocante, pilpil de sus pieles y néctar de pimiento morrón

Y seguimos con unas “Manitas de cerdo glaseadas y cebolla morada de Zalla, patata cítrica perfumada y apio nabo

La caza regresa con un “Lomo de cervatillo en adobo de café y matices epeciados con tosta de boniato y setas

Es tiempo de postre y Víctor, su pastelero de origen portugés, nos propone su primera creación que es un “Cheescake de mandarina, naranja y agua de azahar” refrescante y sutil nos ayuda a limpiar la boca de sabores intensos.

Para su segunda propuesta el repostero de Boroa ha elegido el postre que presentó en el Concurso Pastelero Revelación en Madrid Fusión 2018, una joya que le permitió estar entre los tres ganadores de este evento que ha tenido una notable repersusión mediática. Su postre es “Caribes tropical” un cremoso de maracuyá, ganache blanca y lacteé, coulis de mango, falso coco y sus perlas con sorbete de guayaba.

Hemos acompañado nuestra comida con Bosque de Matasnos 2015 etiqueta blanca, que ha sido vino del mes en Boroa. Armonía perfecta para este camino de sabores y texturas, las viñas que dan sus frutos a 950 metros de altitud en el altiplano de la Ribera del Duero han dado su cuerpo y suavidad a cada uno de los platos del menú.

La impecable presentación en carta, durante el tiempo que durará como vino del mes, garantiza una información que los consumidores de vinos agradecen, y es que ya se sabe que el saber no ocupa lugar y en este caso menos aún.

El chef Íñigo Elorriaga y el el repostero Víctor de Castro departirán con nosotros al finalizar la comida y nos contarán algunos de los secretos de cada plato.

Ha sido una extraordinaria experiencia que justifica la más que merecida estrella de este delicioso restaurante que debe conocerse y disfrutar, una apuesta segura por su servicio impecable, la cuidada atención de todo un equipo de cocina y sala que aman su oficio.

 

Boroa Jatetxea

Barrio Boroa
Caserío Garai, 11
48340 Amorebieta – Etxano
Bizkaia

Email: boroa@boroa.com

Teléfono: +34 946 734 747