Con cerca de 240 hectáreas, la finca de BMA acoge una gran variedad de fauna y flora autóctona. Las 90 hectáreas de Bosque Mediterráneo de la finca, poco usual en el interior de la península, dan cobijo a toda una serie de especies animales como el corzo, jabalí, tejón, lobo, zorro y un sinfín de rapaces.

BMA es fruto de 18 hectáreas de viñedo de las cuales, 4 hectáreas cuentan con más de 55 años de antigüedad plantas a pie franco y las 15 restantes recientemente se inició su producción.

La vendimia de la uva es tardía (primera / segunda semana de Octubre) dejando así madurar la uva más tiempo del habitual para conseguir mayor concentración de azúcar. La “vendimia tardía” es una práctica habitual en Francia en cepas como la Riesling, Gewurztraminer y Tokay-Pinot gris.