De todo el mundo es sabido que la combinación chocolate y vino es sensacional, conseguir aunar en un bombón el trabajo del campeón del mundo del chocolate, Fran Segura, y el vino Bosque de Matasnos no parecía tan sencillo pero lo hemos conseguido. El resultado es la sutilidad del chocolate, nacido del cacao de Chiapas (Mexico), seleccionado y elaborado por este maestro con la magia, aroma y sabor del altiplano de la Ribera del Duero. En el siguiente vídeo os mostramos el trabajo de Fran Segura para su elaboración.