En tiempo de vendimia en la Ribera del Duero y Aranda del Duero arranca con fiestas que ilustran la comarca y el momento  y donde vino y gastronomía van de la mano siempre, hoy hemos querido visitar uno de los restaurantes más emblemáticos de la nueva gastronomía de esta zona, es el Restaurante El 51 de Sol.

Un restaurante que posee una cocina marcada por la tierra donde se encuentra, por el producto de temporada que se produce lo más cerca posible de Aranda de Duero y donde no faltan los productos más tradicionales.

Sin prescindir de las más novedosas técnicas culinarias donde no falta una cocina, meditada, medida y sin improvisaciones del Chef David Izquierdo.

Nuestra elección hoy es compartir algunos platos, comenzamos con una buena exhibición de pan artesano con las hogazas de pan de aceite tan típicas en esta zona.

Un clásico que bordan son sus “Croquetas de la Abuela Montse de Jamón Ibérico Bellota“.

Acompañamos como no puede ser de otra manera con un Bosque de Matasnos Edición Limitada, para que la armonía con los productos de la tierra sea perfecta, nacido en lo más alto de la Ribera del Duero, a 950 m. de altitud en el impresionante Bosque de Matasnos.

 

Un espectacular “tomate con AOVE 51″ es el siguiente plato.

Seguimos con un pulpo tocado con brasa y sus patatas tradicionales “de verdad”.

También buenos “espárragos verdes” tocados con ibérico.

Y un “Berberecho gallego a la sartén, aroma de lima y AOVE” que devoramos.

Nuestra visita fue sin hambre, por ello volveremos pronto para dar cuenta de su menú #elterruño donde David muestra todo su arte como cocinero del fuego en ese horno que da vida a platos nacidos en esta tierra. Imprescindible consultar su carta: http://www.el51delsol.com/

Y así dejamos a David y su equipo en este precioso local donde el vino y su mundo son la inspiración de la decoración y alma de su cocina también.

DirecciónCalle Sol de las Moreras, 51, 09400 Aranda de Duero, Burgos